Benvingut a vertic

Busca i selecciona el teu país d'enviament.
  • CA
  • EN
  • ES
error-pais-no-trobat

Vèrtic informació

Vèrtic Online

935 11 66 77

¿Et truquem? Envia’ns el teu telèfon

WhatsApp: Afegeixi-nos als teus contactes i envia’ns els teus dubtes al 689 788 337

Correu electrònic: Envia’ns la teva consulta per correu. Fes-ho aquí.

Informació de les botigues

Vèrtic Barcelona 93 511 66 76

Vèrtic Manresa 93 877 40 42

Vèrtic Sabadell 93 745 03 69

Horari d’obertura Dimarts a Disabte:10:00-13:30 i 17:00-20:30. Dilluns:17:00-20:30

Login / Registre

Si has oblidat la contrasenya clica aquí

Tens qualsevol dubte? No trobes el producte que estàs buscant? Escriu-nos sense compromís i et respondrem el més aviat possible. A Vèrtic ens agrada ajudar-te en la teva compra.

04 Septiembre 2019

Consejos para el mantenimiento de la cuerda de escalada


Podemos afirmar que la cuerda de escalada es el elemento más importante de los que componen la equipación de escalda. Por eso, siempre se ha de prestar una atención especial a su mantenimiento. Una buena elección de la cuerda en el momento de la compra y un correcto uso de esta, ayudará a que tenga una vida optima según nuestra actividad en la pared.

¿Cuánto puede durar una cuerda?

Eso depende de las condiciones en que la usemos y la frecuencia con que se escale. Teniendo siempre presente que estos valores pueden variar en función del diámetro de la cuerda y de su modelo, podemos poner como ejemplo las siguientes referencias;

  •          Si escalamos varios días a la semana con caídas repetidas, entonces la cuerda puede durar unos 6 meses.
  •          Si escalamos varios días a la semana y tenemos pocas caídas, se puede alargar la vida de la cuerda entre 1 y 2 años.
  •          En el caso de que se salga solo uno o dos días a la semana o menos, podemos hablar de entre 2 y 4 años si tenemos pocas caídas.

 

¿Cómo mantenemos adecuadamente nuestra cuerda de escalada?

A continuación, te dejamos una relación de consejos básicos para un correcto mantenimiento de la cuerda de escalada.

  •          Evita pisarla cuando estés a pie de vía.
  •          Utiliza una lona para evitar en lo posible el contacto con el suelo y que penetre arena, polvo y otros tipos de suciedad.
  •          Mejor guardarla en una bolsa para cuerda. Además de su primera función que es ayudarnos en el transporte de la cuerda, muchas de las bolsas llevan incorporadas las lonas para el suelo. Otra de sus ventajas es que no es necesario plegar la cuerda para guardarla, se introduce sin enrollarla y al mismo tiempo evitamos que se rice.
  •          Alterna el uso de las puntas. Es un buen hábito para conseguir un desgaste igual de la cuerda.
  •          Evita que la cuerda roce con otras cuerdas o con cintas, ya que esto acelera la abrasión. Esta circunstancia se puede dar más frecuentemente en reuniones o en descuelgues.
  •          Evita al máximo los rozamientos con aristas y que la cuerda entre en una fisura durante un rápel.
  •          Evita hacer péndulos. Sobre todo, si la cuerda esta en contacto con una arista.
  •          No guardes la cuerda permanentemente dentro del maletero de tu vehículo. Las altas temperaturas interiores a las que puede llegar en verano, pueden alterar la resistencia de la cuerda.
  •          Evita el contacto y la cercanía de la cuerda con productos químicos. Estos productos pueden producir abrasión en la cuerda tanto por su contacto físico como por sus gases que emiten.
  •          Lávala, sólo con agua, cuando la camisa está muy sucia.
  •          La cuerda siempre debe guardarse seca. Si se ha mojado sécala a la sombra y en un lugar ventilado antes de guardarla.
  •          Guárdala en un lugar fresco, seco y a poder ser oscuro.
  •          Cuando te compres una cuerda, lee su ficha técnica. Es conveniente que hagas una ficha de la cuerda en la que anotes la fecha de compra, los usos e incidencias que haya tenido, para tener un control de su vida útil.

 

¿Cuándo dejar de utilizar la cuerda?

No existe una norma fija. Es conveniente que revises regularmente la cuerda buscando anomalías del tipo, agujeros en la camisa, bultos o depresiones en el alma de la cuerda, etc.

Como referencia sigue estos criterios:

  •          Cuando lleve entre 100 y 200 usos.
  •          Después de pasados 5 años de su fabricación.
  •          Cuando acumule gran cantidad de pequeños vuelos.
  •          Cuando haya tenido un vuelo de factor 2.
  •          Cuando por varias razones se desconfíe de ella.

 

Cuando tengas dudas sobre el estado de la cuerda, cámbiala sin pensarlo. Con esto no te la puedes jugar.

Y recuerda que cada actividad requiere una cuerda con unas especificaciones diferentes. Infórmate sobre los diferentes tipos de cuerda y sus usos antes de comprarla.

Facebook
Instagram
Twitter

¿Què opinan els nostres clients?

  • Lorpen
  • Suunto
  • Millet
  • Montura
  • Ternua
  • CAMP
  • Edelrid
  • Black Diamond
  • Salewa
  • Salomon
  • Arcteryx
  • ASICS
  • Trangoworld
  • haglofs
  • Dynafit
  • La Sportiva
  • Patagonia
  • The North Face